El cómic italiano

“El término cómic deriva del vocablo inglés comic, hace referencia a la sucesión o serie de viñetas que permite narrar una historia. El concepto también alude a la revista o al libro formado por cómics”.

Los orígenes del cómic pueden ser vistos en la historia. Cuentan algo siguiendo un discurso lineal (tanto en el tiempo como en el espacio), se pueden considerar cómics las estelas o los frescos egipcios y también las obras romanas. Una de estas, la Ara Pacis Augustae (Altar de la Paz Augusta), cuenta la historia de Roma desde la fundación de la ciudad por Eneas hasta el imperio de Augusto, que es representado coronado de laurel y aparece con una procesión de sacerdotes (flamines) y miembros de la familia imperial.

dscn0508                                         Ara Pacis Augustae, Roma, 9 a.C.

La historia moderna de los cómics es muy amplia, tanto en Europa como en Estados Unidos y Japón. Los primeros tebeos se dirigen a un público infantil y luego a uno más mayor, diferenciando varios tipos de historieta.

El cómic italiano, aquí llamado “fumetto”, nace en 1908 con el suplemento infantil “Corriere dei piccoli” a la publicación dominical del periódico “Corriere della Sera”. Aquí autores como Antonio Rubino y Attilio Mussino empiezan a editar sus cómics juntos a otros estadounidenses, a los cuales se cambian los nombres para disminuir el efecto innovador.

anno1                                                     “Corriere dei piccoli”, Italia, 27 de diciembre 1908

Años después, exactamente el 31 de diciembre de 1932, se introducirá en Italia la publicación “Topolino”, que en la falsilla del ya mencionado “Corriere dei piccoli” saldrá con frecuencia semanal.

topolino19320101.jpg                                                     “Topolino”, Italia, 31 de diciembre 1932

Esta nueva publicación, anticipada sólo un mes en Estados Unidos por el Mickey Mouse Magazine, tendrá una historia breve y bocadillos en rima, escritos por Giove Toppi. En los años siguientes muchos cómics (llamados hasta los años 50 novelas para niños o cine-novelas) aparecen en la escena italiana hasta el 1938, cuando Mussolini decide bloquear la publicación de las historietas estadunidenses, excepto Topolino. Seguramente la vida no ha sido fácil tampoco para esta historieta, que en los años 40 se ha vista publicada por Mondadori con el nombre “Tuffolino” por falta de historias.

Los cómics italianos como los de toda parte del mundo han visto una evolución, tanto en las historias como en los dibujos y colores. Topolino nace casi en blanco y negro, vestido de pantalones más claros que su camiseta, mientras ahora puede vestirse de todos los colores que quiere y con vestidos de deporte, para el día o para la noche.

Topolino ha sido para los italianos como un símbolo de la Resistencia, pudiendo llegar hasta nuestros días con sus amigos a alimentar la fantasía de los niños. Porque, ¿qué más necesitamos de los cómics sino que estimulen los niños a querer crear un mundo mejor empezando por las cosas pequeñas?

Giulia

Bibliografía:

“Eccetto Topolino”. Il fumetto in Italia durante il regime fascista, Lorena Mussini. http://www.novecento.org/dossier/mediterraneo-contemporaneo/eccetto-topolino-il-fumetto-in-italia-durante-il-regime-fascista/

“El cómic español como tema de investigación universitaria”, Pablo Dopico. http://www.tebeosfera.com/documentos/el_comic_espanol_como_tema_de_investigacion_universitaria.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s